Video y crónica: Mario González en libertad

Las consignas retumbaban contra los muros del edificio: «¡Ni culpables, ni inocentes, anarquistas consecuentes!», «¡Tiremos, los muros, de las prisiones!», «¡Presos políticos libertad!», «¡Muerte al Estado, que viva la Anarquía!»

Libertad absoluta e irrevocable
 
El 30 de octubre de 2014, luego de trece –¡trece!– injustos meses en prisión y tras una incansable lucha jurídica y social, el Segundo Tribunal Colegiado del Primer Circuito del Distrito Federal resolvió un amparo «liso y llano» a favor de Mario González, preso político desde el 2 de octubre de 2013. Esto concreta su absolución total y de fondo, que revoca la sentencia de cinco años y dos meses (tiempo final después de que la redujeran siete meses por intermedio de uno de los amparos anteriores) que el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal había dictado contra él. Dicha sentencia, se sostenía en un proceso irregular, plagado de violaciones a los derechos del inculpado y a pesar de la imposibilidad para probar cualquier responsabilidad penal de los delitos imputados. Con la consecución del amparo federal, sus abogados, sus redes sociales –no virtuales– y el mismo Mario, lograron su auto de formal libertad con calidad de inapelable e irrevocable, sin fianza ni generación de antecedentes penales, dado que no cometió ningún delito.

Sigue a la totalidad de la crónica AQUÍ