Tras liberación de Mario Luna, sigue cancelar el Acueducto Independencia: Tribu Yaqui

Organizaciones de la Sociedad Civil denunciaron de manera incansable que las acusaciones en contra de Mario Luna fueron parte de una estrategia de criminalización contra la lucha de la Tribu Yaqui en Sonora, en el marco de la defensa del agua y ante la construcción y operación del Acueducto Independencia.
25.Sep.2015 | Autoría: Redacción Másde131 | Fuente: http://masde131.com
Después de un año en prisión, Mario Luna, vocero de la Tribu Yaqui salió del Cereso 2 de Hermosillo. Luna siempre sostuvo que su detención se debía a la voluntad del ex gobernador de Sonora, Guillermo Padrés, por “generar una distracción de su figura”.
 
Tomás Rojo, vocero de la Tribu exiliado en la Ciudad de México, dijo en entrevista a Másde131 que el proceso penal que vivía Mario Luna era totalmente ilegal: “Si se respeta la legalidad, como en el caso de la liberación de Mario Luna, el siguiente paso es cancelar el acueducto independecia que también es ilegal”.
 
La ahora gobernadora del estado, Claudia Pavlovich, prometió en campaña la liberación de Mario Luna, e incluso lo visitó en el penal.
 
Organizaciones de la Sociedad Civil denunciaron de manera incansable que las acusaciones en contra de Mario Luna fueron parte de una estrategia de criminalización contra la lucha de la Tribu Yaqui en Sonora, en el marco de la defensa del agua y ante la construcción y operación del Acueducto Independencia.
 
Además, la Suprema Corte de Justicia otorgó a la tribu el derecho de ser consultados como pueblo con respecto al Acueducto y diversos tipos de proyectos, derecho garantizado en el Artículo 169 de la Organización Internacional del Trabajo.
 
Mario Luna fue detenido el jueves 11 de septiembre del 2014, a las 11:40 de la mañana hora del centro del país.
 
Como colectivo de comunicación conocimos a Mario Luna en una plática en la Universidad Iberoamericana. El vocero yaqui emprendía desde hace tiempo una campaña de información a la sociedad civil sobre los efectos económicos, sociales y espirituales que el Acueducto Independencia causaba a su pueblo.
 
“Encarcelar el río sería un golpe existencial muy fuerte para la tribu. Nos condenarían a la quiebra económica y a un daño cultural muy fuerte. En el río se realizan nuestras ceremonias, pero ahí ya no hay río”.
 
En ese entonces explicó que diversas empresas (Heineken, Coca Cola) serían las beneficiadas por el acueducto, proyectado pro Manlio Fabiola Beltrones desde 1997, y no la población de la ciudad de Hermosillo, como anunciaba el gobierno.
 
En una una entrevista posterior, Mario nos dijo:
 
“Soy perteneciente a la tribu yaqui, como ya lo dije, un pueblo originario de esa parte del mundo, con un territorio bien definido, una historia propia, una historia de lucha en la que desafortunadamente se han materializado sobre nuestro pueblo las peores intenciones genocidas que ha habido y que un gobierno ha ejercido sobre pueblo alguno”, contó Mario Luna a Másde131 antes de ser detenido, en julio del 2014.