Se deslindan el EZLN y la otra campaña del secuestro de Fernández de Cevallos

Reiteran que representan un movimiento político y pacífico desde 1994
03.Ene.2011 | Autoría: Hermann Bellinghausen | Fuente: La Jornada

San Cristóbal de las Casas, Chis. 2 de enero. Enlace Zapatista, página electrónica oficial del Ejército Zapatista de Liberación (EZLN) y la otra campaña, desmintió hoy las versiones periodísticas que vinculan a dichas organizaciones con el secuestro del ex senador panista Diego Fernández de Cevallos.
 
El documento, firmado por Javier Elorriaga y Sergio Rodríguez Lascano, editores de Enlace Zapatista, alude al cable de la agencia Efe, literalmente reproducido en algunos medios, y reitera que la otra campaña es un movimiento político, civil y pacífico. "Así ha sido desde su convocatoria y así se ha movido y actuado a lo largo de estos años. No recurre por lo tanto a secuestros para obtener recursos ni para hacer propaganda política".
 
Asimismo, prosigue la comunicación, "es para todos sabido que el EZLN, y su historia y práctica durante 27 años desde sus inicios hasta hoy día lo demuestran, no realiza secuestros, esto va en contra de sus principios". Por lo mismo, "el EZLN no ha desarrollado ni la estructura organizativa ni la infraestructura material para este tipo de acciones". Se recuerda que desde hace 17 años, cuando los zapatistas "decretaron el cese al fuego ofensivo, para darle una oportunidad a la construcción de la paz justa y digna, han cumplido su palabra, no así el Estado mexicano que los ha agredido política, económica, militarmente desde el primero de enero del 94 hasta nuestros días".
 
El pasado día primero de enero, apuntan, "comenzó a circular en algunos diarios nacionales y extranjeros, a partir de la agencia de prensa española Efe, una nota en la cual se dice que un fiel integrante de las fuerzas insurgentes del EZLN" atribuía, mediante un comunicado, el secuestro de Diego Fernández de Cevallos al EZLN”. En la "confusa nota" se acusa también a distintos colectivos de la otra campaña "de ser copartícipes de dicho secuestro, así como se refieren a varias páginas electrónicas y comunicados antiguos, de libre circulación, a disposición de cualquiera en la red, como sitios en donde buscar las pruebas para dicha acusación contra los zapatistas".
 
De hecho, algunos columnistas, vinculados a las fuerzas de seguridad federales y al gobierno de Chiapas han sugerido de tiempo atrás esta hipótesis, que inesperadamente cobró fuerza este Año Nuevo, sin mayor fundamento.
 
Elorriaga y Rodríguez Lascano refieren que el "comunicado" apócrifo también llegó completo al correo de Enlace Zapatista, "tal y cual llegó a los medios que hicieron y publicaron con él su nota". Y subrayan: "Bastaría con que pusieran el escrito completo para que cualquier lector viera que es imposible que tenga un origen relacionado con el EZLN. Es incoherente a todo lo largo de su redacción, es claro que quien lo hizo no hace sino buscar protagonismo, generar confusión y servir a los intereses del poder".
 
Expresan preocupación de que "las comunidades indígenas zapatistas sufrirán una nueva escalada de agresiones como resultado de este tipo de ocurrencias oportunistas y policiacas". Este es "el verdadero peligro", concluyen y llaman a estar pendientes "ante esta nueva provocación contra los compañeros zapatistas". Y reiteran que “ni el EZLN ni la otra campaña realizan secuestros” y por lo tanto ni uno ni el otro plagiaron a Diego Fernández de Cevallos.
 
“Si alguien tiene simpatía o considera que políticamente es correcto practicar el secuestro, no tiene lugar en la otra campaña. El ‘guerrero Balam’, como se autonombra quien mandó el comunicado al que nos hemos referido ya tuvo sus 15 minutos de fama, algunos medios retomaron fragmentos de su escrito y lo pusieron en sus primera páginas. Puede disfrutarlos. Mientras, las comunidades indígenas zapatistas sufrirán una nueva escalada de agresiones como resultado de este tipo de ocurrencias oportunistas y policiacas.
 
"Este es el verdadero peligro, estemos pendientes ante esta nueva provocación contra los compañeros zapatistas", concluye la comunicación.
Hermann Bellinghausen
Enviado
Periódico La Jornada
Lunes 3 de enero de 2011, p. 11