“El mejor paraguas contra la represión es organizarse”

Mediante un trabajo de difusión, pronunciamientos y eventos públicos, los integrantes de la Red se solidarizan con el preso político Álvaro Sebastián Ramírez, indígena originario de la región loxicha, del estado de Oaxaca.


México
. “La represión es la respuesta de los diferentes Estados del mundo ante la gente que se organiza en contra de la explotación, el despojo, el desprecio, y por demandas justas y legítimas”, declara en entrevista Luis López, integrante de la Red contra la Represión y por la Solidaridad. El sistema económico, en su fase neoliberal, se sujeta a los ejes que los zapatistas  denominan las cuatro ruedas del capitalismo -despojo, explotación, represión, desprecio-, para imponerse por medio del  aparato estatal y de las empresas.

En las movilizaciones sociales ocurridas durante los últimos meses en México, podemos identificar por lo menos dos factores comunes: por una parte la represión, y por la otra, la búsqueda de alternativas políticas y sociales. Esta búsqueda ha tenido como respuesta una constante violación de los derechos humanos, provocando heridas, presos [1] y desaparecidas [2], todo dentro del marco legal del denominado Estado [3] de Derecho.

“Los compañeros que están dentro de las prisiones han demostrado en sus comunidades que es posible cambiar la realidad, esas pequeñas parcelas de vida cotidiana que son modificables en un sentido para el bien común. Ésa es la peligrosidad que representan nuestros compañeros para el sistema”, afirma López.

Con el pretexto de garantizar la seguridad de las ciudadanas, esta violencia estatal toma un disfraz democrático y se legitiman las acciones del Estado, como el desalojo del plantón que sostuvieron los profesores de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) en el Zócalo de la capital de México. Se golpeó a los manifestantes y se detuvo a periodistas sin justificación alguna, todo sostenido por un conjunto mediático que constantemente emite información a favor de las políticas implementadas por el Estado y en contra de los manifestantes. “Legitimar la criminalización de la protesta social” es uno de los objetivos, agrega López.

“Buscan a que no veas a tu vecino y a tu compañero como una esperanza, sino como un enemigo. Es lo que nos impone una cultura de temor”, agrega el integrante de la Red. “El mejor paraguas contra la represión es organizarse”.

La Red Contra la Represión y por la Solidaridad está conformada por personas de diferentes colectivos, organizaciones sociales y sindicales, quienes sostienen una lucha contra la injusticia, comparte Martha Jurado, otra de sus integrantes.

La Red sostiene una lucha constante por la liberación de los presos políticos y de conciencia en México, específicamente de los que son adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

Mediante un trabajo de difusión, pronunciamientos y eventos públicos, los integrantes de la Red se solidarizan con el preso político Álvaro Sebastián Ramírez, indígena originario de la región loxicha, del estado de Oaxaca, quien lleva más de 17 años preso purgado una condena que no se sostiene jurídicamente.

Sebastián Ramírez es adherente a la Sexta y desde la prisión decidió formar parte de la Red contra la Represión, para luchar no sólo por su caso, sino por otros presos políticos y de conciencia, de los cuales están llenas las prisiones. Su forma de trabajo es caminar sin ningún  acercamiento a los partidos políticos o al gobierno, y sí hacia una globalización de la solidaridad. “Eso es una cuestión del sistema capitalista mundial, no es nada más de México, de Guerrero, de Chiapas, de Oaxaca, de Brasil o de Francia y España. Es una lucha digna de ser difundida en todo el mundo”, concluye Martha Jurado.

 

Nos hermanamos con las acciones de la resistencia y lucha de Álvaro Sebastián Ramírez y los presos políticos loxicha, pues consideramos que los presos políticos de conciencia y adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, son un compromiso  para los que somos adherentes a la Sexta y sentimos que debemos hacer eco de sus luchas dentro y fuera de las prisiones, pues si tocan a un@, nos tocan a tod@s y si no están l@s pres@s, no estamos tod@s. Entonces sumemos nuestras formas y modos de lucha por la liberación de Álvaro Sebastián y l@s pres@s Loxicha.

Publicado el 21 de octubre de 2013