El Maquillaje del despojo en San Sebastián #Bachajón

¿Por qué el despojo? La vía de acceso para llegar al centro ecoturístico “Cascadas de Agua Azul” cruza por las tierras de San Sebastián Bachajón. Desde septiembre del año 2009 los ejidatarios y ejidatarias habían administrado el acceso de forma ininterrumpida. Hasta que el 2 de febrero de 2011 entran fuerzas policiacas y militares a desalojarlos de sus propias tierras de forma violenta
28.Dic.2014 | Fuente: Koman Ilel

San Sebastián Bachajón amaneció este 21 de diciembre de 2014 con la noticia de haber recuperado su territorio que se ubica en las colindancias entre las localidades de Agua Azul y Tumbalá. Estas tierras se las había quitado el mal gobierno de Juan Sabines Guerrero y Noe Castañón León, en complicidad con el entonces comisariado ejidal de San Sebastián Bachajón, Francisco Guzmán Jiménez.

¿Por qué el despojo? La vía de acceso para llegar al centro ecoturístico “Cascadas de Agua Azul” cruza por las tierras de San Sebastián Bachajón. Desde septiembre del año 2009 los ejidatarios y ejidatarias habían administrado el acceso de forma ininterrumpida. Hasta que el 2 de febrero de 2011 entran fuerzas policiacas y militares a desalojarlos de sus propias tierras de forma violenta, dejando un saldo de 117 detenidos. La orden de desalojo llega a través del entonces gobernador de Chiapas Juan Sabines Guerreo (ahora prófugo por robar dinero y aumentar la deuda de este estado a casi 40 mil millones de pesos, y refugiado en Punta Diamante, Acapulco Guerrero) y su entonces Secretario General de Gobierno Noé Castañón León.

Después del desalojo, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) instala una caseta de cobro sobre la línea divisoria entre Bachajón y Tumbalá, quedando la totalidad de la construcción en Bachajón, a 10 centímetros de Tumbalá. Por su parte, el Instituto de Protección Civil (INP) y la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC) instalan un destacamento permanente. Se construyó un edificio de Protección Civil con materiales de construcción que los ejidatarios y ejidatarias de San Sebastián Bachajón tenían ahí. Donde ahora es el estacionamiento de este edificio se encontraba la Casa de Usos Múltiples de las y los ejidatarios.

También se construyó, o mejor dicho, se convirtió en un “Consultorio Médico” una construcción que habían empezado las y los ejidatarios a lado de una casa de reuniones y baños. La casa de reuniones fue destruida, quedan los baños y el supuesto consultorio médico que no funciona, que no tiene personal ni equipo médico. Sólo la fachada.

No sólo fue el desalojo y el despojo. También les robaron sus materiales de construcción y les destruyeron sus propiedades.

Despojo maquillado de legalidad es lo que existe antes de llegar a las Cascadas de Agua Azul.

El rostro verdadero asomó de nuevo en la madrugada de este 21 de diciembre. Cubierto de paliacates y pasamontañas, con mantas pintadas donde dejan claro quiénes son. Este rostro verdadero habla en tseltal y saluda a la gente que pasa por esta carretera para llegar a las cascadas de Agua Azul. Cobran 29 pesos menos que la caseta de la CONANP por el uso de esta vía, es decir, 10 pesos. Niños y niñas no pagan.

¿Cuánto es lo que ganan el comisariado ejidal Alejandro Moreno Gómez y su consejo de vigilancia Samuel Díaz Guzmán que han pedido al gobernador del estado de Chiapas Manuel Velasco Coello que intervenga a través de la fuerza pública para desalojar a quienes han recuperado su territorio?

Pero las ejidatarias y los ejidatarios están claros. El diálogo se tiene que dar y será sólo entre las verdaderas y verdaderos dueños de las tierras. No para negociar, la tierra no se negocia. Sino para que todos y todas puedan vivir en equidad. Que no hallan unos arriba y otros abajo, como ahora.

Por eso están ahí, defendiendo lo que es suyo niñas, niños, mujeres, hombres, abuelos y abuelas ejidatarias de San Sebastián Bachajón adherentes a La Sexta declaración de la selva lacandona del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). Pero también están ejidatarias y ejidatarios que no son adherentes pero que se sienten acuerpados por sus compañeras y compañeros ejidatarios para poder alzar la voz y decir “YA BASTA, nunca estuvimos de acuerdo con Pancho (el ex comisariado ejidal), ni ahora con Alejandro. Esta es nuestra tierra y lo vamos a defender”.

Sin embargo los malos siempre se asoman ante la ante que quiere construir. A un día de la recuperación de sus tierras se tiene información de que el Comisariado Ejidal de San Sebastián Bachajón Alejandro Moreno Gómez y su consejo de vigilancia Samuel Díaz Guzmán han estado solicitando la entrada de la fuerza pública y en estos momentos están organizando grupos armados encabezados por Juan Alvaro Moreno del poblado Xanil, Manuel Jiménez Moreno del poblado Pamalá y Carmen Aguilar Gómez del poblado Chewal Nazaret; para desalojar de manera violentapara ir a desalojar a las familias que se encuentran cuidando la tierra que recuperaron de manera pacífica, sin agredir a nada ni a nadie. Existe el grave riesgo de que niños, ancianos y jóvenes que se encuentran en las tierras recuperadas sufran agresiones a su vida e integridad personal.

Esta situación de riesgo ya se le ha informado a la Comisión Interamericana que ya conoce el caso de despojo hecho en contra del ejido. Se pide máxima difusión para evitar que ocurran hechos lamentables contra la gente que está ahí. También para aclarar que en ningún momento ha habido intensión de confrontación ni provocación por parte de las ejidatarias y ejidatarios que han recuperado su territorio.

Sólo piden diálogo. Si llega a haber desalojo será violencia, agresión y ataque de parte de quienes hagan este desalojo.