CGT denuncia el secuestro carcelario contra el preso político Luis Fernando Sotelo en DF

Sabemos que el único medio de ser libres es la conquista de nuestros sueños, jamás la mendicidad. La solidaridad y el apoyo mutuo son nuestras herramientas. ¡Con ellas vamos! ¡Contigo vamos Luis!
09.Nov.2015 | Autoría: CGT Estado Español | Fuente: CGT

El 5 de noviembre de 2014 se le detuvo. A Luis Fernando lo golpearon 4 policías y se lo llevaron. Literalmente lo secuestraron por varias horas. Detenido junto con otro estudiante, se les imputó: Ataques a la Paz Pública, Daños a la propiedad privada y ataques a las vías de comunicación. Al día siguiente el otro estudiante es liberado por demostrar que estaba en otro sitio pero Luis Fer no tiene la suerte de poderlo demostrar.

Aunque la acusación directa, el chófer del metrobus incendiado, que señalaba a ambos cae en su propia contradicción e incluso posteriormente se retracta, no es suficiente para las corruptas instancias judiciales, ya que Luis sigue preso un año después. Cabe por tanto destacar que su detención fue ilegal ya que no hubo flagrancia (no se le detiene cometiendo el supuesto delito), ni  señalamiento directo reafirmado por el citado testigo.

Actualmente, su situación jurídica esta obstaculizada debido a que deliberadamente no se avanza en la resolución del Tribunal colegiado de circuito de la revisión de amparo contra el auto de formal prisión.

Es un caso obvio de proceso de consigna, es decir, detener indiscriminadamente a jóvenes activistas y fincarles delitos comunes, no políticos, con lo cual se reproducen estructuras autoritaristas jurídico-políticas que tienen como objetivo someter a quien encarcelan y a su entorno y red social para instaurar el miedo. Tras el trabajo sucio de la policía, le sigue el minucioso de los jueces que participan de la farsa de la justicia oficial.

Aquél 5 de noviembre transcurría la Tercera jornada global en solidaridad con Ayotzinapa. En aquél momento el gobierno del DF, la izquierda institucional mexicana de la mano del jefe de gobierno de la ciudad, Miguel Ángel Mancera, necesitaba a alguien a quien poder mostrar ante la opinión pública como un trofeo en la aplicación de la ley y el orden dictada desde arriba contra quienes abajo nos salimos del guión establecido.

Han pasado 12 meses ya en los que Luis Fernando, un estudiante de la UNAM de 21 años, adherente a la Sexta del EZLN, y con arraigo social en su comunidad, sigue encerrado en el Reclusorio Sur en México DF. Desde su encierro a Luis Fer se le restringen severamente las visitas y además se maltrata a estas, no sale al patio, no se le deja estudiar con normalidad y la regulación de llamadas telefónicas es arbitraria. Incluso se le niega asistencia psicológica de su confianza, pretendiendo que acepte la de oficio de la institución.

Con la prisión política de Luis Fernando, podemos dimensionar cómo es la realidad de las cárceles en México. ¿Para qué se utilizan éstas? ¿Cómo es vivir dentro en el día a día? ¿A quién le conviene que funcionen así? ¿Por qué los medios de comunicación no denuncian las gravísimas irregularidades y desmanes que suceden como dinámica instaurada cotidiana?

Ante tal realidad, nuestro compañero Luis Fer sigue luchando por libertad y desde este lado vamos a seguir difundiendo y exigiendo su libertad. Sabemos que el único medio de ser libres es la conquista de nuestros sueños, jamás la mendicidad. La solidaridad y el apoyo mutuo son nuestras herramientas. ¡Con ellas vamos! ¡Contigo vamos Luis!

Para romper comunicarse con Luis, desde la CGT nos sumamos e invitamos a participar en la Campaña de cartas abierta para que Luis Fer se sienta acompañado y pueda intercambiar impresiones, ideas y anhelos. La dirección: fernandosotelolibre@riseup.net

CGT
Madrid, a 6 de noviembre de 2015