CGT ante la dictadura inmobiliaria en Ciudad de México

Denunciamos la política urbanística de Mancera y su obsesión represora. Queremos enviar todo nuestro apoyo a los habitantes del barrio de Los Pedregales de Santo Domingo y a quienes resisten en la defensa del territorio urbano.
06.Dic.2016 | Autoría: CGT | Fuente: CGT-Estado Español

La gentrificación y el avance del urbanismo especulativo y depredador generan beneficios siempre a costa de la destrucción del tejido comunitario. Las ciudades se convierten en centros de negocio, en fábricas de dinero fácil, poniendo estos intereses por encima de la habitabilidad. Las ciudades ya no son centros de vida en común, hogares, sino escenarios de despojo.

El desalojo del plantón del barrio de los Pedregales de Santo Domingo es un ejemplo de esta política. La depredación urbanística llego al barrio en forma de empresa constructora (la empresa QUIERO CASA) .La suerte quiso que en sus perforaciones la empresa encontara un manantial de agua potable. Pero en lugar de respetar el bien preciado que es el agua, la lógica de mercado ordenaba que este agua fuera primero vertida a las cloacas y después transportada para ser envasada y vendida. Solo la resistencia de la comunidad pudo detener este ecocidio.

El gobierno de Mancera (ese gobernador que se dice de izquierda y ha hecho de la mano dura su señal de identidad política) se ha posicionado en favor del dinero frente a la ciudadanía cuyo derechos , se supone, debe respetar. El plantón de protesta y denuncia que mantenían las y los vecinos de los barrios de Los Pedregales de Santo Domingo y de Coyoacán ha sido desalojado. Para efectuar el desalojo Mancera no ha dudado en usar la contundencia de la fuerza pública, lanzando un despliegue policial exagerado e intimidatorio. La maquinaria de destrucción de la empresa QUIERO CASA vuelve a estar en marcha gozando además de la protección de las fuerzas policiacas.

Denunciamos la política urbanística de Mancera y su obsesión represora. Queremos enviar todo nuestro apoyo a los habitantes del barrio de Los Pedregales de Santo Domingo y a quienes resisten en la defensa del territorio urbano.

Denunciamos el desalojo del espacio autogestionado Chanti Ollin, isla de vida comunitaria, de experimentación de modos de vida alternativa y de cultura en medio del océano gris de la urbanidad neoliberal.

 Denunciamos que Ciudad de México se encuentra en un permanente estado policial. Exigimos respeto para los habitantes del barrio, y para las mujeres y hombres que resisten en el plantón. A ellas y ellos les decimos: !No están solxs!

!El agua no se vende, el agua se defiende!

!El agua es vida!

!Por la defensa del territorio urbano!

!Basta de represión policial en Ciudad de México!