80 personas denuncian el asedio a Copala ante el Consulado de México en Valencia

... señalamos el interesado silencio mediático por parte de la Unión Europea, con intereses económicos que encubren la constante violación de derechos humanos que se produce en el país gobernado por Felipe Calderón....
22.Mayo.2010

En la tarde de ayer, 20 de mayo, alrededor de 80 personas nos hemos concentrado a las puertas del consulado de México en Valencia para denunciar los asesinatos de Bety Cariño, integrante de CACTUS y Jyri Jaakkola, observador internacional finlandés durante el ataque paramilitar que tuvo lugar el pasado 27 de abril contra la caravana solidaria y de apoyo al Municipio Autónomo Indígena San Juan Copala en Oaxaca.

A las 19 horas llegamos a las puertas del Consulado convocadas por las organizaciones ALTERNATIVA ANTIMILITARISTA-MOC, ACSUD-Las Segovias, CEDSALA, CGT, COL.LECTIU ZAPATISTA “EL CARAGOL”, ENTREPOBLES, LLIBRERIA SAHIRI y SODEPAU, presentamos el manifiesto adjunto por registro de entrada. A continuación, coreamos consignas reivindicando el irrenunciable derecho a la solidaridad internacional, la autonomía de los pueblos originarios y la repulsa por la militarización y la represión sangrienta contra los movimientos sociales.

Por otro lado, las organizaciones convocantes señalamos el interesado silencio mediático respecto a este tema por parte de la Unión Europea, con intereses económicos que encubren la constante violación de derechos humanos que se produce en el país gobernado por Felipe Calderón, actualmente de visita en España.

En homenaje a los dos activistas asesinados así como al periodista Brad Will, también asesinado en octubre de 2006, se instaló un altar con sus fotografías bajo el lema “Éstos son nuestros muertos”. Así mismo se comunicó a los y las asistentes la convocatoria de la 2ª Caravana a San Juan Copala, convocada para el próximo 8 de junio.
 
Al finalizar la concentración, los cuerpos represivos del estado acosaron a varias de las personas participantes solicitándoles que se identificaran para tratar de averiguar quien colgó en la cristalera de entrada al consulado las imágenes de las tres personas asesinadas junto a las cuales se grafiteó la frase “Los vamos a sembrar”. Tras tomar los datos se les indicó que se pasaría el asunto al juez de guardia por “provocar daños”.

Se adjunta el comunicado entregado al Consulado.