CGT Saluda al 1er Festival Mundial de las resistencias y rebeldías contra el capitalismo

Y a todo eso, desde la CGT, tratamos de dar granitos de arena de sentido común y de soluciones. Tratamos de explicar a la gente que el mundo es finito, que nuestras vidas son finitas, que los bienes naturales son finitos...que sólo la felicidad de las personas debería ser infinita.
07.Ene.2015 | Autoría: CGT

A quienes estén viviendo y creando en este 1er Festival de las Resistencias y Rebeldías:

Hablando en castilla y desde un trocito de la parte europea del globo terráqueo, les enviamos un enorme saluda y un todavía más enorme, fuerte y sincero abrazo.

Somos voz de la Confederación General del Trabajo de España, la CGT,  una organización anarcosindicalista que presume ya de ser centenaria y, sobre todo, de haber nacido y ser todavía hoy, una organización sindical que nunca se ha rendido y nunca se ha vendido. Y eso ha sido posible porque, al igual que ustedes, en nuestra casa decidimos l@s de abajo.

Con mucha pena por no poder estar esos días ahí con todos ustedes, la CGT saludamos al EZLN y al CNI así como a las múltiples luchas que van a converger en este primer Festival Mundial de las resistencias y rebeldías contra el capitalismo, al tiempo que deseamos que pueda celebrarse lejos de las provocaciones y hostigamientos del mal gobierno. Confiamos en que la organización y la solidaridad triunfen de nuevo sobre el miedo y la represión. Al tiempo, les pedimos que nos dejen mirarles y escucharles desde la distancia física y desde la cercanía de quienes comparten algo hermoso: la construcción de la propia libertad.

México se agita convulso y dolorido. Y, desgraciadamente, no es nuevo el dolor que lo rebela. Por desgracia son muchos los agravios y sufrimientos que debe sufrir el pueblo mexicano a manos de quienes, por ley, deberían velar por su seguridad y bienestar. La desaparición forzada de los 43 normalistas de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa en Guerrero  es uno más de los miles de crímenes que el narco-estado mexicano comete año tras año. Una gota que por alguna razón ha colmado el vaso, y ha transformado el dolor en hartazgo.
Porque el gobierno mexicano no tiene la “suerte” con la que sueñan todos los malos gobiernos: la de gobernar a un pueblo muerto. El pueblo mexicano esta vivo, y muestra de ello es la riada de rebeldía y esperanza que ha inundado sus pueblos y sus calles durante los meses siguientes a conocer la noticia de la masacre de Iguala.

En mitad de este contexto de dolor y rabia, pero también de esperanza y futuro, van a desarrollar éste su primer Festival Mundial de las Resistencias y Rebeldías contra el capitalismo. Y es importante el momento, porque, si hay una verdadera escuela de aprendizaje para la lucha, esa es la palabra de las compañeras y compañeros que humildemente y desde abajo construyen sus alternativas. La palabra de quienes, frente al discurso oficial que desde arriba llama a dejarnos gobernar, habla y dice, desde abajo, que nos invitan a construir autonomías. Esa palabra que, frente a lo que los de arriba destruyen, las y los de abajo aprendemos las unas de las otras y así para reconstruir el mundo.

Queremos hacerles llegar nuestro apoyo a los familiares de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa cuya palabra escucharemos con especial atención y cariño. Deseamos que nuestra lucha anarcosindicalista la sientan tan cerca como nosotras sentimos sus luchas de abajo a la izquierda.

Y remarcamos nuestro carácter anarcosindical y antiautoritario, porque precisamente  estos días el Parlamento español acaba de aprobar la conocida como “Ley Mordaza” que condena la rebeldía del tipo que sea y que trata de colocar la bota policial sobre cualquier iniciativa de resistencia al neoliberalismo que barre Europa. Lo remarcamos también porque queremos que las compañeras y compañeros anarquistas de México reciban nuestro apoyo ante la campaña orquestada por los medios de comunicación de paga y los partidos políticos (incluidos los que se llaman asimismo “de izquierda”) que tratan de juzgar y condenar sus formas de lucha.

Y es que además, esa estafa mundial a la que han querido camuflar como crisis, ha perjudicado los cómodos salones de la clase media y ha arrasado con los que ya eran poco cómodos saloncitos de los explotados. Quienes tenían trabajos estables, sueldos decentes y segundas residencias han visto tambalearse todo ello y se han quedado al borde de un precipicio que hacía años que no veían. Quienes sólo lograban tener algún sueldo mediano de vez en cuando, o aquellas que tras cruzar barreras y fronteras podían empezar a tener algo de estabilidad han visto otra vez el rostro del hambre ser su vecino cotidiano.
Y en esta parte del globo terráqueo, acostumbrados a televisiones, coches, cines y viajes de vacaciones, mucha, mucha gente no sólo ha tenido que renunciar a todo ello sino que hay quien duerme en la calle o va por ella pidiendo dinero para comer. Mientras seguimos viendo productos de lujo en los escaparates son muchas las personas que  apenas llegan con el sueldo que les pagan por diez horas de trabajo a alimentar a su familia.

Y también los trabajadores o trabajadoras que mantienen sus empleos y salarios de antes del 2008 se encuentran con que les han reducido sus condiciones laborales o sus expectativas económicas para cuando dejaran su empleo por alcanzar la edad.

Todo eso se produce en un mundo que se llama a sí mismo civilizado y en el que todos los días se cometen asesinatos, robos, violaciones,...en el que cada día hay menos tierra para cultivar y se introduce más química para hacer rentable la que va quedando. Hablamos de un lugar donde los que gobiernan los países se han reunido por enésima en una Conferencia Mundial sobre el Clima para acordar que tienen que cumplir lo que acordaron la anterior y dejar de echar tanto veneno a la atmósfera.....

Y a todo eso, desde la CGT, tratamos de dar granitos de arena de sentido común y de soluciones. Tratamos de explicar a la gente que el mundo es finito, que nuestras vidas son finitas, que los bienes naturales son finitos...que sólo la felicidad de las personas debería ser infinita. Por suerte, somos utópicos y no nos desanimamos si apenas nos hacen caso. Nuestra lucha es nuestra fuerza. La solidaridad nuestra arma. La cultura nuestro futuro.

Y no nos largamos más, que esto ha de ser un festival y nuestra palabra se vuelve ya prolija. Aquí quedamos pues, apenas al otro lado de un gran charco de agua llamado océano y estaremos pendientes, y con los ojos y oídos puestos en los testimonios de aquellas y aquellos a quienes consideramos hermanas, hermanos, maestras y maestros de lucha.

 
¡ #VIVOS LOS QUEREMOS !
¡ #NO AL DESPLAZAMIENTO FORZADO !
¡ VIVA EL EZLN !
¡ VIVA EL CNI !
¡ VIVA LA LIBERTAD Y EL AUTOGOBIERNO !