CGT Saluda a la Voz del Amate por su 7º aniversario

Es difícil acabar con el espíritu del indígena. Ni encarcelado se le consigue doblegar. Aún presos se organizan, se defienden y gritan contra lo injusto. Incluso ante una situación tan grave como la que padecen, guardan siempre la suficiente esperanza como para continuar siendo rebeldes y dignos, nunca caen en el desànimo ni se rendirse. La Voz del Amate ha conseguido traspasar los muros de las prisiones.
06.Ene.2013 | Autoría: CGT | Fuente: CGT

Ala Voz del Amate A los presos políticos en México y el mundo AlEZLN y los adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona Alos adherentes a la Otra Campaña

Hace7 años que en San Cristóbal de las Casas, un grupo de presosinjustamente encarcelados decidieron organizarse para denunciar susituación. Decidieron que la solidaridad y la paz serían lasherramientas para hacer frente a las injusticias que padecían. Asínació la Voz del Amate. Ese mismo año, 2006, estos presosdecidieron adherirse a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona,cuyo proyecto en esos días se extendía por todo México de manodel Delegado Zero del EZLN. Desde entonces, estas compañeras ycompañeros presos han denunciado las múltiples violaciones de susderechos y los abusos del mal gobierno. Es digno de nuestraadmiración el apoyo y la solidaridad que los compañeros de la Vozdel Amate han hecho para defender a los que se hayan privados de sulibertad por las autoridades del mal gobierno, y que les ha valido elrespeto y cariño de toda la comunidad de personas que vive entre losmuros de las prisiones.

Esdifícil acabar con el espíritu del indígena. Ni encarcelado se leconsigue doblegar. Aún presos se organizan, se defienden y gritancontra lo injusto. Incluso ante una situación tan grave como la quepadecen, guardan siempre la suficiente esperanza como para continuarsiendo rebeldes y dignos, nunca caen en el desànimo ni se rendirse.  La Voz del Amate ha conseguido traspasar los muros de las prisiones.

Seescucha su voz como se escuchó el diciembre pasado el rugir de unmundo derrumbándose y el de otro nuevo resurgiendo. Y desde el supuesto silencio zapatista, ese que se rompe a menudo con denuncias que el gobierno mexicano se niega a escuchar, volvió a aparecer lapalabra zapatista para recordar a todos, que para construir “unmundo donde quepan muchos mundos” es necesario que la rebeldía yla dignidad se organice allí donde se encuentre. Que al largocaminar zapatista deben unirse otros caminares y hay muchos senderosque abrir para que ,en el futuro, la dignidad pueda andarlos.

Yen el largo caminar, tener tiempo para echar la vista atrás yrecordar a los que ya terminaron su andadura en este mundo. Y tenerpresente que, como la Comandanta Ramona, muchas personas dedicaron suvida a abrir los senderos que ahora otros recorremos. Este enero secumplen 7 años desde que nos dejara esta infatigable luchadora. Ellafue una de las compañeras a las que debemos la Ley Revolucionaria delas Mujeres, allá en 1993, cuando el EZLN aún era solo un secreto que se escondía en las montañas del sur de México. Esperamos que en el 2013 sean muchos los dignos pasos dados por loszapatistas, y que sea honrada la memoria de las compañeras ycompañeros que nos dejaron.

Desdela Confederación General de Trabajo (CGT) queremos enviar nuestroapoyo y solidaridad a quienes ante lo injusto y lo adverso, no se rinden y deciden luchar. Confiamos en que la nueva era maya nostraiga democracia, libertad y justicia como exigiera el EZLN en losprimeros días de 1994, exigencia a la que se unieron muchas voces enMéxico y el mundo .Esperamos que los presos de la Voz del Amateconsigan pronto ver cumplidas sus demandas justas de libertad.Exijimos asimismo al Gobierno mexicano que desista de utilizar laprisión política como arma contra los que deseosos de un mundomuevo, se organizan y luchan. !Libertadpara Alberto Patishtán y los bases de apoyo zapatistaspresos! !Libertad para los presos de la Voz del Amate y Solidariosde la Voz del Amate! !Viva el EZLN! !Viva el CNI! !Viva laComadanta Ramona y el Subcomandante Pedro!