CGT ante el ataque paramilitar en San Juan Copala, Estado de Oaxaca, México.

Desde la Confederación General del Trabajo (CGT) del Estado Español consideramos responsable de los hechos sucedidos al gobierno de Ulises Ruiz Ortiz por fomentar las disputas entre la población y permitir a los grupos paramilitares hacer uso de la violencia.
28.Abr.2010 | Fuente: CGT-Estado Español


Desde la Confederación General del Trabajo (CGT) del Estado Español queremos mostrar nuestra más enérgica repulsa por el asesinato de Beatriz Alberta Cariño Trujillo, integrante de CACTUS y Jyri Antero Jaakkola, compañero observador internacional originario de Finlandia, por la desaparición hasta el momento de 6 compañeros y compañeras y por el elevado número de heridos.

Desde hace meses los paramilitares mantienen al citado Municipio Autónomo en estado de sitio, resultando imposible el desarrollo normal de la vida, pues no hay luz eléctrica, ni agua, ni médico, las clases están suspendidas desde enero y las mujeres son acosadas cuando salen a buscar agua y comida por los paramilitares que forman un retén permanente en la comunidad.

Debido a esta situación se puso en marcha una Caravana de Solidaridad en la que participan observadores internacionales, integrantes del Centro de Apoyo Comunitario Trabajando Unidos (CACTUS), de Voces Oaxaqueñas Construyendo Autonomía y Libertad (VOCAL), de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Enseñanza (SNTE), de la APPO y del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui- Independiente (MULTI). El objetivo era brindar un apoyo activo a la autoorganización del Municipio Autónomo, detener cualquier tipo de agresión, romper el cerco mediático y documentar la situación.

Es en este contexto y ante la iniciativa pacífica promovida por organizaciones sociales y populares, en forma de Caravana Solidaria, cuyo objetivo es defender los derechos como pueblos indígenas, donde se produce una respuesta bélica, que a través de grupos paramilitares respaldados por los poderes gubernamentales ha provocado, de momento, el lamentable resultado descrito anteriormente.

Por todo lo expuesto anteriormente desde la Confederación General del Trabajo (CGT) del Estado Español consideramos responsable de los hechos sucedidos al gobierno de Ulises Ruiz Ortiz por fomentar las disputas entre la población y permitir a los grupos paramilitares hacer uso de la violencia. Y le exigimos a ese mismo gobierno el cese de los ataques paramilitares en la región Triqui.

Presentación con vida de los compañeros desaparecidos
Castigo a los asesinos
Fuera paramilitares del Municipio Autónomo San Juan Copala

Jose Pascual Rubio Cano
Scr relaciones internacionales CGT